Aasana pide a Chapetón que intervenga en caso de edificio que perjudica a aeropuerto de El Alto

El director de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (Aasana), Johnny Vera, pidió a la alcaldesa de la ciudad de El Alto, Soledad Chapetón, que intervenga en el caso del edificio construido fuera de norma, que interfiere en las operaciones del Aeropuerto Internacional de El Alto y pone en riesgo su certificación.

“Le pedimos a la honorable alcaldesa (de El Alto, Soledad) Chapetón que ponga todo su esfuerzo y buena voluntad para dar solución a este problema que es muy serio, ese es un edificio de 8 pisos y tiene más de 34 metros de altura, y justo está en el lugar donde los trenes de aterrizaje de los aviones bajan, y esto podría ocasionar que las aerolíneas no vayan a querer entrar (al aeropuerto), y en consecuencia nos desertifican el aeropuerto y va a tener que ser solo una pista de club”, dijo el funcionario a RTP.

El edificio construido de manera ilegal y clandestina, según la denuncia, está ubicado en la ruta por la que sobrevuelan los aviones. La construcción se encuentra completamente fuera de norma de acuerdo a los lineamientos establecidos por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), referidos al Diseño y Operaciones de Aeródromos.

La construcción se encuentra en la trayectoria del umbral 28, próxima avenida 6 de Marzo, del Aeropuerto Internacional de el Alto. Por un tema de seguridad aeronáutica, cinco kilómetros a la redonda del aeropuerto, tiene que haber un espacio vacío. Con este edifico en el trayecto, el aeropuerto corre el riego de cerrar operaciones

“No se puede permitir, imagínese que por una casa tengamos que cerrar el aeropuerto y que no llegue ni un solo avión a La Paz, se pierde la certificación y si lo cierran no va a poder llegar ni salir ningún avión al extranjero desde esta pista, entonces es algo que no se puede permitir”, enfatizó el gerente de Aasana.

Dijo que, de ser así, los aviones solo tendrían a Santa Cruz y Cochabamba para vuelos internacionales.

El edificio perjudica a las aerolíneas, a la administración del aeropuerto y a los usuarios, que no podrán programar sus vuelos por las tardes, ya que los vientos impiden usar la pista de despegue cercana a la construcción fuera de norma. Asimismo, los vuelos hacia La Paz en horas de la tarde tampoco podrán ser efectuados por las mismas razones.

BoA señaló a Opinión que el edificio provoca un impacto negativo operativo y económico para el sector aeronáutico y deja a El Alto con “medio aeropuerto”, al quedar pistas inhabilitadas.

Fuente: ANF

Publicaciones relacionadas