Ladrillos geométricos, la idea colombiana que reduce los riesgos durante un sismo

La Nota Positiva

Uno de los principales retos de la construcción en el país es tener una estructura sólida y capaz de resistir terremotos que puedan afectar la seguridad de los ciudadanos y de las estructuras. Gracias al trabajo de un grupo de investigadores de la Universidad Eafit de Medellín, se logró establecer un sistema de ladrillos que se adapta a esta necesidad.

Los ladrillos geométricos fueron el resultado del trabajo conjunto entre investigadores de las universidades Eafit y Medellín, Camacol y empresas privadas. 

“Estudiamos cómo funcionaban los ladrillos, cómo responden ante sismos y una de las cosas que encontramos es que normalmente se dañan por el cemento. Se nos ocurrió eliminar el mortero de pega porque ese es el punto débil y diseñamos una geometría de un ladrillo que se puede encajar y construir un muro sin la necesidad de pega”, afirmó Juan Diego Jaramillo, líder del proyecto a RCN Radio.

¿Cómo funciona este sistema?

Gracias a un ensamble mecánico, los ladrillos se entrelazan formando un muro sin la necesidad de mortero de pega similar a la estructura de Lego. Esta técnica soporta diferentes fuerzas y en caso de un sismo, reparten la carga entre las vigas superiores, inferiores y columnas de una edificación, garantizando la seguridad de las personas y de la construcción misma. Este tipo de ladrillos tiene grandes beneficios como:

  • Facilitar el proceso constructivo al no ser necesario el mortero de pega.
  • Disminuir los tiempos de construcción.
  • Mejorar el desempeño sísmico de la estructura.

Con la patente esperan comercializar este tipo de ladrillos

La Superintendencia de Industria y Comercio patentó este sistema de ladrillos hechos de arcilla y pueden ser utilizados para construcciones de hasta dos pisos o para separar habitaciones sin importar la altura. Según los investigadores, se estima que el 60 por ciento de las viviendas de Antioquia están construidas de manera informal. Una vez lograron la patente, se busca comercializar este ladrillo en el país. 

Un invento amigable con el planeta

Una de las ventajas de estos ladrillos es que disminuye los costos de construcción, permite terminar los muros más rápido, tener menos desperdicio y contribuye a la protección de medio ambiente al no usar cemento, material que influye en la huella de gases efecto invernadero.

Publicaciones relacionadas