Stayer se afianza en Bolivia de la mano de Electrored

La empresa boliviana Electrored se encargará de la distribución en el país de las herramientas para uso doméstico y profesional de la marca española Stayer, con presencia en 56 países.

Verónica Muriel C.

Con la introducción de un nuevo contenedor de Stayer a Bolivia en los primeros meses del 2021, el fabricante de herramientas electro-portátiles tanto para uso doméstico como profesional con sede en Madrid, España, da un paso importante en su crecimiento y expansión en América Latina.

La reciente designación de Electrored Bolivia como distribuidor de productos Stayer en el país constituye la unión de esfuerzos conjuntamente con el representante de la marca, Paus Representaciones, para desarrollar la marca y fortalecerla en el mercado boliviano. “Nos gusta contar con un partner que va a cuidar la imagen (de la marca), es una compañía seria, con cierta tradición y sabemos que va a hacer un buen trabajo”, expresó Pilar de la Fuente, directora y propietaria de la firma.

Asier Albóniga, export Area Manager Latinoamerica, manifestó que el deseo de la empresa es sentar presencia en toda Latinoamérica. Indicó que la marca está presente en el país desde hace seis años, a través de Paus Representaciones, compañía especializada en el mercado de las representaciones internacionales. Bolivia “es un mercado importante, hemos vendido muchos discos de diamante, discos profesionales de 600 y de 300 milímetros; la idea es seguir creciendo y que Stayer sea una marca para toda Latinoamérica”, agregó.

EL DISTRIBUIDOR EN BOLIVIA
La empresa Electrored Bolivia fue creada el 12 de octubre de 1997 de la mano de tres bolivianos visionarios con amplia experiencia en el rubro de materiales eléctricos de baja, media y alta tensión: René Jallaza, Ismael Jallaza y René Mendoza. El crecimiento de la compañía ha sido sostenido gracias al apoyo y confianza de sus clientes, permitiendo consolidar la empresa como una de las pioneras en el rubro. La calidad del servicio, la eficiencia y la mentalidad innovadora han sido los pilares fundamentales sobre los que se han asentado para lograr los resultados que hoy los ubica como un referente en el mercado de la provisión de insumos eléctricos, de acuerdo con la empresa.

“Como somos los representantes de Stayer, seleccionamos a nuestros clientes en base a la capacidad financiera y de distribución, que es el caso de la empresa Electrored, que cumple todos los requisitos que nosotros necesitamos para el respaldo”, destacó Frank Paus, representante en Bolivia de Stayer.

— Frank Paus

«Un estudio de mercado que hizo Electrored en las diferentes ciudades de Bolivia nos permitió hacer una selección determinada de herramientas que creemos van a ser exitosas en el país».

LA MARCA STAYER
El fabricante de herramientas electro-portátiles, Stayer, nació en 1958 en Ferrara, al norte de Italia. En 2005 Stayer España adquirió la empresa matriz en Italia y actualmente está compuesto por capital 100% español.

Durante este tiempo la firma ha desarrollado con altos niveles de calidad diferentes gamas de producto, como herramientas electro-portátiles, discos de corte, discos de diamante y soldadura.

Ofrece una amplia gama de maquinaria para abarcar las distintas aplicaciones profesionales en los sectores de la construcción, carpintería, fontanería, electricista, metal, industria, automoción y jardinería, explicaron los ejecutivos de la compañía.

La marca se encuentra actualmente en 56 países, siendo España, Italia y Turquía los tres principales mercados. También se encuentra en varios países de Latinoamérica, con muy buenos resultados este año, a pesar de la pandemia ocasionada por la Covid-19.

“Este año ha sido diferente para todo el mundo, en el mes de abril estábamos todos asustados, pero realmente aunque parezca difícil (…) hemos crecido un 20 por ciento”, destacó Pilar de la Fuente.

A decir de Asier Albóniga, esta gestión Stayer ha crecido también en la región en cuanto a ventas y a número de clientes nuevos, en países como Bolivia y México.

Publicaciones relacionadas