Cemex incorpora energías limpias en los procesos de producción para reducir emisiones

ELESPECTADOR.COM

La compañía de materiales para construcción Cemex anunció el lanzamiento de la línea de concretos Vertua, que “reduce y compensa” sus emisiones de dióxido de carbono. Este lanzamiento, explicó la empresa, se hace en “el marco de la estrategia global de la compañía frente al cambio climático y permitirá al sector de la construcción acceder a un concreto con baja huella de carbono”.

Cemex explicó que se integran «energías limpias en los procesos de producción de cemento, concreto, agregados y en la cadena de suministro, además de aprovechar residuos de otras industrias tales como la agrícola y la de generación de energía”.

Agregó que la huella de carbono restante “puede ser compensada por medio de proyectos que capturan las emisiones a la atmósfera, como la siembra de árboles nativos o forestales, conservación de áreas naturales amenazadas o proyectos de reducción de emisiones”.

Serán tres las variedades de concreto, con distintos niveles de reducción de dióxido de carbono. La primera (Vertua Clásico) representa entre un 30% y 50% de reducción de CO2; Vertua Plus, una reducción de entre 50% y 70%; y Vertua Ultra Cero, una reducción de más del 70% de emisiones de CO2 frente a los concretos convencionales. El restante será compensado.

La empresa destacó que esta Cemex Colombia “es la primera compañía en el país en ofrecer esta solución a sus clientes”. En meses pasados, Argos anunció una variedad de cemento que permite una reducción de 30% en las emisiones de CO2 durante el proceso de producción, así como un ahorro de 38% en el consumo de energía durante la fabricación del producto.

Alejandro Ramírez, presidente de Cemex Colombia y Perú, resaltó que “el concreto es el segundo material más utilizado en la Tierra y es la base para la construcción de desarrollo y de una infraestructura duradera y resiliente. Ofrecer un concreto que reduce y compensa sus emisiones de CO2 es un hito histórico en términos de sostenibilidad para el sector construcción”.

Cemex recordó que tiene como objetivo global reducir emisiones específicas netas de CO2 por tonelada de productos cementantes en 35% para 2030, así como disminuir al menos en 55% las emisiones de CO2 de sus operaciones en Europa para el mismo año.

“Para complementar esta estrategia con una visión de más largo plazo, Cemex también estableció una ambición para ofrecer concreto con cero emisiones netas de CO2 a nivel mundial para 2050”, concluyó la cementera.

Publicaciones relacionadas