Logística de importación de medicamentos en tiempos de Covid-19

Con el objetivo de generar un espacio de información y consulta, el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), desarrolló un inédito Conversatorio titulado: «Logística de Importación de Medicamentos en Tiempos de Covid», donde dos expertos en la materia explicaron la problemática desde un enfoque internacional. David Ramírez, con más de 15 años de experiencia en Ecuador y Bolivia, indicó que “en Ecuador los precios de logística y distribución se mantuvieron porque las empresas de transporte tienen contratos anuales y los costos no son variables, en el caso de Bolivia los contratos son esporádicos, firman por flete, entonces existe una informalidad e incertidumbre en precios”.

El economista Jaime Gonzáles, especialista en distribución de productos farmacéuticos y cosméticos en Bolivia, explicó que la producción boliviana de medicamentos es baja en comparación a la demanda que existe a causa de la pandemia, “en una situación normal, 70% de los productos ofertados en farmacias son importados”, dijo.

PANDEMIA DE COVID-19: “UN CISNE NEGRO”

“La pandemia es un evento catalogado como un cisne negro, es decir un acontecimiento sin precedentes, que genera un impacto en la economía y se traduce también con el desabastecimiento de insumos y medicamentos nunca antes visto, hecho imprevisto para todo el planeta, las fábricas internacionales no estaban preparadas para satisfacer la demanda de estos insumos”, explicó Ramírez. A este hecho, se suman los países que han prohibido la exportación de cierto tipo de fármacos y medicamentos que producen ellos mismos, con el fin de no dejar desabastecidos su mercado interno, como por ejemplo EEUU que dispuso por la pandemia que el 90% de la producción de fármacos queden en su territorio.

Asimismo, el experto explicó que la nueva normalidad hizo surgir intermediarios en la cadena de suministros, «un juego en el que aumentan los jugadores, pero no son necesarios, a eso llamamos exceso de intermediarios, que hicieron que suban los precios en medicamentos y no tanto así la logística, con excepción de las importaciones que se realizaron en vuelos chárter, que sin embargo su costo no justificaría elevar los precios”. 

“MERCADO DE MEDICAMENTOS EN BOLIVIA ES PEQUEÑO”

Por su parte, Gonzáles explicó que el tamaño de mercado de medicamentos en Bolivia es pequeño en comparación con la región latinoamericana. Sin embargo, no deja de ser atractivo, la presencia de fabricantes de medicamentos de todo el mundo están presentes en el país y determinan su inversión por el grado de seguridad jurídica que ofrece, “el país vende muchísimo menos de lo que vende Uruguay, que tiene 5 veces menos población, ya que la cultura de consumo de medicamentos que tenemos es fraccionada, compramos por comprimido y se debería comprar la caja que es todo el tratamiento”, dijo.

Considera que siempre se estuvo luchando contra el mercado negro de medicamentos, ahora daña aún más a las personas afectadas por el Covid, no están legalmente establecidos, son importadores ocasionales que no tienen la logística de cadena de frío, “las personas que traen medicamentos deben estar registrados en el Ministerio de Salud, AGEMED y Sedes como importadores, demostrar las condiciones necesarias para el almacenamiento de medicamentos, ningún importador eventual puede realizar una inversión como las farmacias y distribuidores establecidas lo han hecho por años”, afirmó Gonzáles.         

TRABAJO COORDINADO PÚBLICO-PRIVADO

María Esther Peña, gerente a.i. del IBCE, instó a “realizar campañas de concienciación ciudadana sobre el riesgo que puede ocasionar a la salud, en esta temporada de pandemia, comprar medicamentos no garantizados, adulterados o falsificados; proponemos un trabajo coordinado y proactivo con las autoridades públicas y la industria farmacéutica boliviana, así como con los importadores y comercializadores de medicamentos legalmente establecidos, a fin de sumar fuerzas para enfrentar dicho flagelo. La  pandemia sorprendió al mundo, nadie lo esperaba, por ello existe mucha demanda y el comercio informal de medicamentos se está aprovechando, no es un tema menor, merece una solución propositiva, unidos lograremos frenar este mal”, dijo.

Publicaciones relacionadas