Transporte y logística en tiempos de coronavirus

El coronavirus tiene al mundo en vilo, ha frenado la actividad económica en diferentes países a nivel mundial y de la región, incluyendo a Bolivia. Este contexto obliga a rediseñar los procesos de distribución de artículos, sobre todo de primera necesidad.

¿Qué aspectos deben tener en cuenta las empresas que tienen procesos de distribución de productos en situaciones de crisis como el coronavirus, para lograr mantener abastecida a la población con insumos de primera necesidad? Fernando Chávez, experto en operaciones logísticas, se refirió a estos puntos ante su audiencia online durante una charla que dictó a invitación de Cainco, denominada Gestión del transporte y la logística en situaciones de crisis.

A decir del experto, la planificación, la gestión de inventarios, la gestión de almacenes y de distribución, todos los esfuerzos deben estar enfocados en cumplir con el objetivo planteado por el momento de crisis, es decir lograr el abastecimiento de la población con insumos básicos. A continuación, los aspectos más importantes abordados por Fernando Chávez en su charla online:

• Es importante definir cuál es la política sobre cómo vamos a trabajar, porque no es lo mismo distribuir un producto que requiere cadena de frío, que un producto que no la necesita. La política de trabajo dependerá de la naturaleza del producto que estamos transportando, para que ayude a cumplir los lineamientos de una adecuada distribución.

• La planificación es el eslabón con el cual parte la cadena de suministros. Por ello, la planificación debe ser considerada vital, y sobre todo en tiempos de crisis, porque no se puede estar improvisando. Improvisar es caro y conlleva muchos problemas de organización.

• Se debe enfocar los esfuerzos en el momento de crisis: ¿Qué va a comprar más la gente: alimentos o cosméticos? Entonces, enfoquémonos en abastecer los puntos de servicios con artículos de primera necesidad.

• Para ello es fundamental una buena coordinación. Para que todo el equipo esté alineado en priorizar los servicios para la distribución de los artículos de primera necesidad, y no así en aquellos que por la coyuntura se encuentren en segundo o tercer plano. Muchas veces se comete el error de pensar que estamos en un tiempo normal, pero éste no es un tiempo normal.

• Este contexto nos tiene que obligar a rediseñar nuestro sistema. Si normalmente cuento con una flota de 30 o 40 camiones por día, va a ser imposible poner en el mercado todos esos camiones por diferentes motivos: personal reducido, accesos reducidos, puntos de ventas no operativos. Por eso es importante definir cuál es el servicio al que se le va a dar prioridad.

• La comunicación es fundamental. En situaciones de crisis como la actual, es probable que la mitad del personal de la empresa esté trabajando desde casa y la otra mitad esté cumpliendo las tareas operativas. Por eso el nivel de comunicación tiene que ser alto. Las tecnologías permiten tener una comunicación en línea permanente y debemos aprovecharlas para ser más proactivos (y no solo reactivos).

• Tenemos que tomar en cuenta que el personal en tiempos de crisis puede quedar reducido. En el escenario actual, por ejemplo, muchas empresas cuentan solo con el 60% de su personal activo, o menos. De pronto nos estamos dando cuenta que habíamos tenido en nuestra planilla personas con enfermedades de base, aspecto que en la normalidad no afecta, pero en tiempo de crisis sí.

• Conectarnos con nuestra gente es siempre muy importante. Debemos preocuparnos incluso por la condición de la familia de nuestros trabajadores. Esto nos permitirá saber con antelación con cuánto personal se podrá contar en una situación de crisis.

• En ese sentido, es importante priorizar el trabajo con personal capacitado y con mucha experiencia, para que cuando surjan momentos difíciles no se esté improvisando. La capacitación interna es muy importante, porque para los momentos críticos se debe contar con un “equipo de batalla” que esté listo en la primera línea, que esté entrenado para todo tipo de situaciones. Esto no sucede de la noche a la mañana, hay que trabajarlo con prioridad.

• Optimizar los tiempos también es fundamental. En situaciones de crisis lo más probable es que, como ahora, se tenga tiempos limitados y con horarios reducidos de circulación para el transporte de la mercadería. Aunado a esto se debe optimizar los recursos y analizar con qué herramientas tecnológicas contamos, de modo que se pueda lograr ser óptimos, en tiempos y en procesos.

¿Cómo prevenir el contagio en el trabajo?
Las medidas generales de protección frente a enfermedades respiratorias, incluidas las provocadas por coronavirus son:
Higiene de manos frecuente (lavado con agua y jabón o sanitización con alcohol en gel).
Evitar el contacto estrecho con personas que muestren signos de afección respiratoria, como tos o estornudos. Mantener distancia de seguridad de dos metros con otras personas.
Evitar tocarse la nariz, los ojos y la boca.
Al toser o estornudar, cubrirse la boca y la nariz con el codo flexionado o con un pañuelo desechable.
Usar barbijo.

Publicaciones relacionadas