Scroll Top

Volvo CE realizó el lanzamiento de máquinas eléctricas en Brasil

principal ok ok 1

Con el lanzamiento local de dos máquinas eléctricas compactas: la Volvo L25 Electric y la Volvo ECR25 Electric, Volvo Construction Equipment (Volvo CE) amplía su trayectoria global ofreciendo equipos eléctricos. La iniciativa refuerza el compromiso de la marca de lograr cero emisiones de CO2 de sus máquinas para 2040, en respuesta a la creciente demanda de soluciones responsables con el medio ambiente sin renunciar a la eficiencia.

“Dentro de esta trayectoria de descarbonización, el objetivo es que el 35% de nuestras ventas globales sean máquinas eléctricas a finales de esta década como parte de la iniciativa Science Based Target”, afirma Luiz Marcelo Daniel, presidente de Volvo CE en América Latina.

La cargadora compacta Volvo L25 Electric y la excavadora compacta Volvo ECR25 Electric llegan al mercado latinoamericano poco después de un éxito consolidado en los mercados europeo y norteamericano. Las primeras pruebas en Brasil ya demostraron que las máquinas eléctricas funcionan más rápido que sus equivalentes diésel, lo que aporta ventajas para la operación. Además de una mayor agilidad, los nuevos equipos combinan de forma excepcional versatilidad, silencio y eficiencia energética, todo ello sin emisiones durante el funcionamiento.

Cargadora compacta Volvo L25 Electric

La Volvo L25 Electric, una nueva cargadora de ruedas compacta, tiene un peso operativo de 5 t y una capacidad de carga de 1,7 t. Con un funcionamiento extraordinariamente silencioso gracias a su sistema de accionamiento totalmente eléctrico, la máquina no sólo mejora el entorno de trabajo del operador, sino que también se convierte en el equipo ideal para zonas sensibles al ruido, ya que permite realizar trabajos en horarios poco convencionales o en interiores, reduciendo las preocupaciones por la contaminación acústica.

Las baterías de iones de litio de 48 V y 40 kWh de capacidad ofrecen hasta ocho horas de operación según la intensidad de uso. Con opciones de carga flexibles es posible recargar la batería al 100 % en hasta dos horas, optimizando el funcionamiento y minimizando el tiempo de inactividad. Además, las baterías están protegidas contra vandalismo y diseñadas para soportar hasta 2.500 ciclos de carga completa, lo que garantiza una larga vida útil sin necesidad de mantenimiento.

Excavadora Volvo ECR25 Electric

Asimismo, la Volvo ECR25 Electric, la nueva excavadora compacta eléctrica de Volvo con un peso operativo de 2,7 t se destaca por su funcionamiento silencioso, ideal para trabajos en zonas urbanas o sensibles al ruido como los llevados a cabo en la cercanía hospitales, por ejemplo. Con el aumento de zonas de bajas emisiones en las ciudades, la Volvo ECR25 Electric abre nuevas oportunidades de negocio para los usuarios finales y las empresas de alquiler de máquinas. El nuevo equipo también se destaca por su diseño compacto de radio de giro cero, que lo hace ideal para aplicaciones en espacios reducidos como la excavación de sótanos y los trabajos de demolición.

Otro uso sugerido es en el campo. La Volvo ECR25 Electric es muy recomendada para trabajos en el agro como en granjas, corrales y todo tipo de actividades que manipulen animales. Al ofrecer bajos niveles de ruido no interfiere en el bienestar del ganado, manteniéndolo libre de estrés.

Adquisición simplificada

Rafael Nieweglowski, jefe de ventas de equipos compactos y Emob de Volvo CE en América Latina, detalla las opciones de compra flexibles: “Ofrecemos tres modelos de negocio adaptables a las necesidades específicas de cada cliente. La primera opción le permite comprar las máquinas con soporte completo y asistencia técnica de Volvo. Como alternativa, los clientes tienen la opción de alquilar el equipo a través de Volvo Rental o de la red de distribuidores de la marca”, señala. “Creemos que el arrendamiento garantiza el acceso a equipos de última generación durante periodos ajustados a las demandas específicas de cada cliente, sin necesidad de un aporte inicial de capital. Por otra parte, el mantenimiento de los equipos es responsabilidad de Volvo”, subraya.

Garantía de seis años

Por primera vez en la industria, las máquinas eléctricas compactas vienen con una garantía extendida de seis años, lo que establece un nuevo estándar de confianza y seguridad en la nueva tecnología. Además, se ofrece mantenimiento gratuito hasta las primeras 1.000 horas de uso.

Para introducir los nuevos equipos en el mercado, se emprendió una importante iniciativa para preparar a los 101 distribuidores Volvo en América Latina. “Llevamos a cabo un extenso programa de capacitación de personal y capacitación de recursos técnicos en toda la red. Con ello, reforzamos nuestro compromiso de ofrecer no sólo productos de alta tecnología y respetuosos con el medio ambiente, sino también un servicio de postventa completo y confiable, que asegure que nuestros clientes puedan utilizar sus máquinas con total confianza y eficacia”, concluye Nieweglowski.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.